Salutación del primer Ministro de Israel, Beniamin Netanyahu, en ocasión de Rosh Hashana 5774

4 septiembre, 2013

Comunicado de la Oficina de Prensa de Gobierno

“Deseo enviar a las comunidades judías del mundo un muy feliz Rosh Hashana.

Espero que el Nuevo Año traiga, al Pueblo judío de todas partes, seguridad, prosperidad y paz. El Año Nuevo es, por supuesto, tiempo de balance, de reflexión y al mirar el tiempo transcurrido; hubo muchos logros de los que podemos estar orgullosos.

La semana pasada presenciamos logros destacables. Relanzamos, con éxito, el satélite de comunicación Amos 4. Deberían saber que, Israel, está entre un muy pequeño grupo de elite de países capaces de construirlos. Ese es otro legado de la habilidad tecnológica de Israel. Hoy, la tecnología e innovación israelí son considerados productos básicos en el mundo y, como resultado, y a pesar de la recesión y malestar económico mundial, Israel lidera a los países desarrollados en el crecimiento sustentable. Desde el punto de vista económico, Israel se destaca en tantos otros modos.

Nuestros jóvenes continúan siendo motivo de orgullo. Estudiantes secundarios israelíes llevaron, a sus hogares, numerosos premios en competencias a nivel global, incluyendo medallas de oro, plata y bronce en las Olimpíadas de Ciencia y Computación. Esos son importantes acontecimientos, deportivos e intelectuales, y pienso que son muy, pero muy, indicativos.

En los resultados de las pruebas internacionales, jóvenes israelíes lideran el mundo occidental en matemáticas y están en el más alto nivel en ciencia. Durante un periodo en el que el resto de nuestra región está experimentando malestar, violencia, extremismo sin precedentes; en Israel tuvimos elecciones y formamos un nuevo gobierno. Estoy orgulloso de prestar servicio, como Primer Ministro.

Seguimos en un oasis de democracia, un oasis de estabilidad, de tolerancia y libertad; donde los derechos de todos están protegidos, donde todos son iguales bajo la ley. Por supuesto, también tenemos desafíos. Tenemos que asegurar que, nuestra economía, continúe creciendo, que todos los israelíes gocen de los beneficios de ese progreso económico y, también, tenemos desafíos externos.

Buscamos avanzar en la paz con los palestinos mientras que mantenemos nuestra seguridad y aseguramos que, esa paz, sea real y duradera; no una ceremonia, no un acuerdo que celebramos durante dos minutos y, luego, colapse. Queremos la paz real, genuina y duradera y eso debe anclarse en el reconocimiento de Israel como Estado judío y en nuestra seguridad. Esto es lo que, en última instancia, se necesita.

Ahora, por supuesto, al mirar a nuestro alrededor vemos la situación en Siria. Es de gran preocupación, una gran tragedia, y seguimos los acontecimientos de cerca y, en tanto no estamos involucrados en el conflicto interno sirio, nos defenderemos y, si es necesario, actuaremos con resolución para proteger a nuestro pueblo. Además, y de suma importancia, vemos a Irán continuar buscando su programa de armas nucleares y eso plantea una gran amenaza a Israel, a la región y a la paz del mundo. El programa nuclear de Irán debe ser frenado. No podemos permitir que el régimen más peligroso del mundo obtenga el arma más comprometida del mundo. Ya tuvimos suficientes indicadores de lo que eso puede ocasionar.

Para cumplir estos y otros desafíos, no tengo duda que, las comunidades judías del mundo, continuarán apoyando a Israel así como, Israel continuará estando para el pueblo judío en todas partes del mundo porque, la unidad judía, es la fuente principal de nuestra fortaleza colectiva, y juntos, ningún desafío resultará demasiado grande. Cuando actuamos juntos, desafiamos las leyes de la historia. Nos sobrepusimos a las enormes dificultades e, Israel, es un próspero, moderno y avanzado país y se puede mirar a una distancia muy, pero muy lejana, a Occidente y a Oriente y a otras direcciones y ver que es un faro de estabilidad, modernidad y progreso y eso es porque estamos unidos, porque juntos podemos alcanzar grandes cosas para el Pueblo judío y el mundo.

De manera que, al reunirnos con nuestras familias y amigos para dar la bienvenida al nuevo año, les deseo a todos un Feliz Año Nuevo.

Decimos Shana Tova Umetuka, que significa, que tengamos un año bueno y dulce. Shana Tova”.